Según los Centros para el Control de Enfermedades, la enfermedad coronaria, no el cáncer, es por lejos, la principal causa de muerte entre las mujeres en Estados Unidos. Si bien muchas mujeres están en riesgo, y ese riesgo aumenta luego de la menopausia, pocas reconocen los factores de riesgo y toman medidas para reducirlos. Si no se trata, la enfermedad coronaria conduce a un ataque cardíaco y a la insuficiencia cardíaca.

Posibles señales de advertencia para las mujeres

Además de las señales generales de advertencia de un ataque cardíaco, las mujeres también deben estar atentas a los siguientes posibles síntomas. No todas estas señales de advertencia ocurren en todos los ataques. Busque atención médica de inmediato si presenta alguno de estos síntomas:

  • Aumento repentino de peso. Por ejemplo: tres o más libras en un día, cinco o más libras en una semana.
  • Falta de aire no relacionada con el ejercicio o el esfuerzo
  • Aumento de hinchazón de tobillos y piernas
  • Inflamación o dolor de abdomen
  • Dificultad para dormir o falta de aire al despertarse
  • Tos seca o carraspera frecuentes
  • Aumento del cansancio

Hay muchas cosas que las mujeres pueden hacer para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria:

  • Dejar de fumar
  • Mantener un peso saludable
  • Hacer ejercicio (la American Heart Association recomienda 20 minutos de ejercicio 3 veces a la semana con períodos de calentamiento y de enfriamiento)
  • Hacerse los exámenes y recibir tratamiento para la hipertensión, la diabetes o el colesterol alto

Conozca sobre el Instituto de Cuidados Cardíacos de Desert Springs Hospital Center >