Cómo tratar el ritmo cardíaco anormal

Arritmia cardíaca

La arritmia es el ritmo cardíaco anormal. Cuando el corazón late demasiado lento, demasiado rápido o en forma irregular, no puede bombear sangre en forma efectiva por el cuerpo. Como consecuencia, los pulmones, el cerebro y otros órganos no pueden funcionar correctamente, y pueden dejar de funcionar o dañarse. Una arritmia también aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un paro cardiorrespiratorio y un accidente cerebrovascular.

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, la fibrilación atrial es el tipo más común de arritmia y aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Conozca más sobre la fibrilación atrial y una nueva estrategia de tratamiento: el implante Watchman™. 

Según la American Heart Association, la arritmia puede producir una gran variedad de síntomas, desde un latido irregular hasta la sensación de palpitaciones en el pecho o el cuello. Si la arritmia dura un tiempo prolongado, pueden presentarse síntomas más graves, como:

  • Desmayos o episodios cercanos al desmayo
  • Fatiga
  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Aturdimiento

Para diagnosticar la arritmia, los médicos normalmente realizan un electrocardiograma (ECG/EKG), un procedimiento no invasivo que registra la actividad eléctrica del corazón. Otras pruebas incluyen el uso de un monitor Holter (un dispositivo portátil que registra la actividad cardíaca, como un ECG, pero durante un período de tiempo más prolongado), pruebas de esfuerzo/cinta, una prueba de mesa inclinada (evalúa cómo responden la presión arterial y el ritmo cardíaco a la fuerza de gravedad) o un ecocardiograma (que usa imágenes de ultrasonido para mostrar de qué modo bombea sangre el corazón). También se usan estudios de electrofisiología (EPS). Durante el EPS, los médicos introducen un tubo delgado, o catéter, en un vaso sanguíneo que llega hasta el corazón. Luego, se envían señales eléctricas al corazón y se registra su actividad eléctrica.

Ablación cardíaca robótica para la arritmia

Muchas arritmias se consideran inofensivas y no reciben tratamiento. Las arritmias anormales pueden tratarse con medicamentos y cambios en el estilo de vida, dispositivos implantables como desfibriladores cardioversores (ICD) y marcapasos o procedimientos de ablación, que usan energía térmica para destruir las áreas de tejido cardíaco que generan un ritmo cardíaco irregular.

Los médicos llevan a cabo procedimientos avanzados de ablación cardíaca mínimamente invasivos en el laboratorio de electrofisiología de Desert Springs Hospital. Desert Springs Hospital fue el primero de Nevada en usar la solución Stereotaxis Epoch™, un sistema de navegación robótico que permite a los médicos recorrer el corazón de un paciente con mayor precisión y seguridad a la hora de tratar arritmias cardíacas.

Al usar la navegación magnética asistida por computadora Stereotaxis, los médicos pueden manipular catéteres dentro del corazón del paciente a través de imanes que se ubican fuera del cuerpo. A medida que el catéter recorre las cavidades cardíacas, produce un mapa tridimensional (3D) sumamente detallado que permite a los médicos identificar las áreas enfermas del corazón. Cuando el catéter llega a la ubicación indicada, se emiten pequeños pulsos eléctricos hacia el tejido cardíaco enfermo para corregir la arritmia y recuperar el ritmo original del corazón.

El catéter que se usa en la ablación cardíaca Stereotaxis es blando y flexible para reducir el riesgo de pinchar o dañar el corazón. Comparado con los procedimientos que no usan Stereotaxis, este procedimiento reduce en gran medida el nivel de exposición a la radiación de los pacientes y deja una cicatriz mínima. Un estudio de Bauernfeind, et al., (2012)* descubrió que los pacientes son 10 veces menos propensos a sufrir complicaciones graves luego de un procedimiento de navegación robótico.

En general, los pacientes pasan una noche en el hospital luego del procedimiento y deben evitar levantar objetos pesados y hacer tareas o ejercicios intensos durante al menos una semana.

Si necesita un referido a un cardiólogo u otro médico de Desert Springs Hospital Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 702-388-4888.